Expertos de la UNAM crean cubrebocas que inactiva al Covid-19

Un cubrebocas denominado “SakCu”, fue diseñado y fabricado por especialistas de la UNAM, gracias a su elaboración, conformada de tres capas: una de ellas hecha con nanocapas de plata y cobre, es capaz de inactivar al SARS-CoV-2, el virus que produce la enfermedad del Covid-19.


A diferencia de los demás cubrebocas de grado quirúrgico, este se diseñó específicamente para combatir al coronavirus. Además de eliminar el virus, es reusable, con la finalidad de reducir el impacto ambiental que produce el desecho continuo de dichas mascarillas.


Dos de las tres capas del cubrebocas, la interna y externa, fueron elaboradas con algodón, mientras que la capa intermedia, fue formada por nanocapas de plata-cobre, depositas en polipropileno. Este material se usa, habitualmente, para la fabricación de textiles, artículos de papelería y objetos reutilizables.


El equipo de investigación, expuso que hicieron uso de estos metales, ya que se ha comprobado que tienen propiedades antivirales, antibacteriales y antifúngicas; que, al ser importantes biocidas, su aleación destruye e impide la acción que ejercen ciertos patógenos sobre un organismo vivo. Todo esto, sin representar ningún tipo de toxicidad celular para el usuario.


“Al usar una mezcla de plata-cobre formando una nanocapa de espesor entre 30 y 40 nanómetros, se ofrece una doble protección contra el virus y bacterias” - Señaló Sandra Rodil, investigadora líder del proyecto universitario



Evaluación de las nanocapas


Para demostrar las bondades de las nanocapas, el equipo de la UNAM, en colaboración con el Hospital Juárez de México, estudiaron sus cualidades para inactivar al coronavirus.


Para ello, los expertos colocaron gotas con el virus (tomadas de pacientes positivos a Covid) sobre la película de plata-cobre depositada en polipropileno. Posteriormente, pudieron notar, que luego de ocho horas, el virus desapareció en un 80%; si las gotas contenían una carga viral excesiva, mientras que si los niveles de virus eran bajos, luego de dos horas, el ARN del virus se convertía en indetectable.



“Otra ventaja es que, puede soportar 10 lavados sin que se degrade la nanocapa, y se puede reutilizar, reduciendo el impacto al medio ambiente generado por tantos cubrebocas desechables o de un solo uso. Además, tiene una eficiencia de filtrado de 50% para las partículas más pequeñas, tipo aerosol, y entre 80% y 90% para partículas de 2.5 micras." Reforzó la investigadora Rodil.


El diseño de este cubrebocas, puede significar un avance importante, ya que, al caerle gotas con virus o bacterias, en unas pocas horas serán inactivados. Rodil añadió que aunque SakCu se deseche, tentativamente, de manera inadecuada, no permanecerá contaminado, como muchos de los cubrebocas que se tiran a la basura.


Fuente: www.eluniversal.com.mx/

6 visualizaciones0 comentarios
whatsapp-R&F.png