Síntomas persistentes en las distintas cepas de Covid.

Según un estudio de investigadores españoles, las personas infectadas con la cepa original del SARS-Cov-2 tuvieron más síntomas durante la fase aguda de la enfermedad y fueron más persistentes en comparación con quienes enfermaron con las variantes posteriores.

“Al mantenerse constante a través de las variantes, la fatiga puede ser uno de los criterios clínicos clave para la definición de esta enfermedad en cualquiera de sus cepas”, aunque la gran cantidad de síntomas asociados a el Covid-19 “complica establecer un único criterio diagnóstico”, según César Fernández de las Peñas, de la Universidad Rey Juan Carlos.


Los infectados con el Covid-19 original tuvieron síntomas más persistentes


La cepa original del Covid-19, originada en la ciudad china de Wuhan, tuvo más síntomas persistentes, que siguen una potencial tendencia descendente conforme aparecen distintas variantes de la enfermedad y la progresiva vacunación.


Aun así, los pacientes infectados con esa variante tuvieron de media más síntomas en la fase aguda de la enfermedad y los más frecuentes fueron fiebre, disnea y síntomas gastrointestinales, mientras que los infectados con la variante delta sufrieron con más frecuencia de cefalea y pérdida de olfato, así como muchos casos de alopecia.


“Parece que la incidencia del Covid-19 persistente puede ser menor conforme pasa el tiempo y ante la presencia de nuevas variantes como ómicron, probablemente condicionado por la vacunación, pero sigue siendo un problema grave dado el gran número de contagios que ocurren”, según Juan Torres Macho, de la Universidad Complutense de Madrid.


Los especialistas refuerzan que aún es importante mantener las medidas de prevención para evitar olas de contagio, ya que a pesar de que la nueva variante tiene síntomas más leves, es mucho más contagiosa.


Fuente: www.forbes.com.mx

5 visualizaciones0 comentarios
whatsapp-R&F.png